miércoles, 4 de febrero de 2009

NO A LA BOCINA, CLAXON

En Lima existen cada vez más autos, y menos responsabilidad, se ha vuelto una jungla donde las personas que manejan se creen con todos los derechos del mundo y que el resto les vale nada.

Existe una desesperación, por avanzar, cuando el semaforo cambia a verde, te rompen los oídos con el claxon, y no ha pasado ni un segundo. Cuando vas a salir de estar estacionado y vienen varios autos por la calle tiene que pasar practicamente un milagro para que te dejen salir como si detenerse por los 30 segundos les fuese a quitar la vida. Y también te rompen el claxon.

Se paran a la izquierda para dar la vuelta a la derecha, es increible el nivel de irresponsabilidad y la falta de respeto.

¿Podremos hacer algo, nosotros aquellos que aún podemos decir que somos civilizados contra esta jauría de fieras irracionales?.

Yo creo que si, porque a veces cuando de pronto sientes que puedes perder la esperanza vez que un micro (bus) cierra a tres autos, se para en medio de la calle, baja el cobrador y sube a un anciano que ni puede caminar, grita "asiento reservado, asiento reservado, a ver manito", y entonces a la hora de bajar el anciano le acepta lo que le pague y muchas veces incompleto. No digo que esta escena tape todo lo demás, pero al menos renueva la esperanza.

8 comentarios:

Fiore dijo...

Muy cierto cariño mio a veces la gente no se da cuenta del escándalo que arman con el claxon que es un constante dolor de cabeza y cuando estoy contigo en el auto lo vivo diariamente, tu siempre eres muy educadito y dice "pasa pasa no mas" jaja

:P

bsos de tu amorosa esposa primeriza

Elmo Nofeo dijo...

Pucha que bien crédulo eres Ricardito, el cobrador (como el cobrador) es un angurriento y por un pasajero mata, el micro(bus o combi) estaba sopa (repletísimo) y haciendose el amable el cobrador logra meter un pasajero más levantando de su asiento a otro.

Y si le acepta menos, es porque las combis nunca hacen su ruta completa.

Finalmente, como dices, hay cada idiota al volante y los peores son aquellos que creen que con el carro vienen las pistas incluidas como en los carritos de juguete, generalmente son hijitos de para o algún nuevo yuppie.

Lu dijo...

Bueno querido Tio Richie yo opino casi lo contrario. Estoy de acuerdo con que la mayoría de gente es una bestia al manejar. Debería de implartarse un chip en el cuerpo y darle una carga eléctrica cada vez que haga tontería en la pista.
En lo que no estoy de acuerdo es el claxón, yo ami claxón y mi claxón me ama a mi. Somo uno para todo. Yo prefiero tocarlo todas las veces que sea posible antes de que cualquier tarado me choque porque no se "dio cuenta" que yo andaba por ahi.

Un abrazo,

Lu
Mamá de DOS chancletas

digler dijo...

lima siempre sorprende

y la lista es muy larga

Cathy Pazos dijo...

En definitiva el ruido aturde, más aun cuando estás por la calle parada así sea para mirar la nada y pasan 2 taxis 6 combis y todos haciendo tremendo ruido con el claxon, la verdad que es super estresante, en san isidro y miraflores está prohibido, creo que así debería ser en toooooodo lima.

Besitos

;D

Lemon Guy dijo...

Tienes razon con es ultimo y creo q es q estamos cambiando de a pocos ... lo del asiento reservado es una d esas muestras lo es también el q ahora todos usemos cinturón de seguridad unos 5 años atras esas cosas eran rarezas.

Cys dijo...

Es asiento reservado sólo existe por la ley que lo creó, o a muy pocos les importaría ver a esta gente parada.

Fr@nk M!Ch@ell dijo...

uhhhhhh no solo es privilegio de Lima, una ciudad grande, sino hasta de mi querida Huánuco, que no siendo tan amplia, te rompen los timpanos con el claxon, ni bien cambia el semaforo a verde, quieren que uno salga disparado mismo jet....