martes, 7 de julio de 2009

El poder de la palabra

He leído diversos materiales al respecto, inclusive el día sábado vimos un programa sobre una técnica para bajar de peso en la televisión que unía el poder de la palabra con otras técnicas.

Lo cierto es que la palabra es muy fuerte, desde las palabras que nos dijeron nuestros padres para bien o para mal, si le dedicáramos unos minutos a evaluar esta verdad tendríamos la posibilidad no sólo de corregir algunas malas creencias sino seríamos capaces de escribir un nuevo futuro para nosotros mismos llenos de mas paz y felicidad.

Les voy a poner un ejemplo, si tu mamá, con la mejor de las intenciones y aprendiendo a ser mamá, te dijo : "tu nunca sabes poner las cosas en su sitio", te darás cuenta que hoy siendo adulto nunca pones las cosas en su sitio. Lo que hizo fue crearte una realidad que haz llevado contigo, si la pudieras romper crearías un mundo nuevo.

Esto que acabo de decir, también es desarrollado como una ciencia en la programación neurolinguistica pero más lejos que todo lo que puede implicar diversos estudios, es necesario que nosotros seamos creadores de nuestra propia realidad.

Por eso yo no busco o quiero ser feliz, porque yo ya me dije a mi : "SOY FELIZ".
No necesito de examenes o test, porque yo se que soy "INTELIGENTE".

Y así muchas más palabras que hacen de mi quien soy, pero es necesario mucha práctica para que la balanza sea real, y no pisemos los linderos del ego, de falsos orgullos o pretensiones vanas, para lo cual es necesario también saber escuchar y a quienes escuchar.

Por eso hoy te digo, con 100% de certeza que tu que me estas leyendo eres una persona especial, maravillosa y única, y que sobre todas las cosas tendrás siempre mi respeto. Y espero que me ayudes siempre a mejorar.

3 comentarios:

Fiore dijo...

tu siempre me haces a mí ser una mejor persona, por eso eres único y especial

te amo

Adriana dijo...

Siempre positivo, ese es el animo ta bien Ricardo
Bsos

Floripondio dijo...

Es lo mismo que mi mama dice siempre, que la palabra tiene poder y que siempre hay que decir lo bueno y no verbalizar lo malo. Saludos a Fiorella y a ti.